hero

El Rey de la Cuadra: ¡Conoce aquí detalles de cómo se desarrolló el torneo!

Los participantes se enfrentaron al desafío del diseño y elaboración de su paleta de juego.

3 de Mayo de 2018

En el edificio IBC de la Facultad de Ingeniería de la PUCV se reunieron los competidores de una original competencia: El Rey de la Cuadra, torneo de ping-pong en el que cada participante se convirtió en el creador de su propia paleta utilizando la maquinaria y herramientas disponibles en las instalaciones del Valparaíso Makerspace.

En una primera instancia los participantes se enfrentaron al desafío del diseño y elaboración de su paleta de juego, para luego continuar con la competencia en la que participaron integrantes de la comunidad universitaria de la Facultad de Ingeniería de la PUCV.

"Quería una paleta que sirviera para jugar, que era el objetivo primero, y segundo que fuera algo que desafiara un poco el ser más creativo. El proceso y el compartir las ideas con los otros fue lo mejor", comentó Bernardo Cienfuegos luego de su participación en el torneo.

El Rey de la Cuadra es una actividad destinada a despertar la creatividad dentro del concepto "Maker", que llama a la creación y construcción como medio de aprendizaje y de entretención, a través de diferentes herramientas, tecnologías y conocimientos.

Imagen foto_00000003

En el edificio IBC de la Facultad de Ingeniería de la PUCV se desarrolló la actividad que llamó la atención de la comunidad universitaria, entre ellos estudiantes y académicos.

Imagen foto_00000001

Los participantes crearon su propia paleta utilizando la maquinaria y herramientas disponibles en el Valparaíso Makerspace.

Imagen foto_00000002

El torneo El Rey de la Cuadra permitió mostrar el trabajo que se desarrolla en el Valparaíso Makerspace, en donde se fomenta el trabajo colaborativo.

Imagen foto_00000004

Las mesas de juego también tenían un diseño especial para el desarrollo de la actividad.

Imagen foto_00000005

Los participantes fueron premiados por sus creativos diseños de paletas, y por obtener un lugar en la competencia.

Por Vanessa Varas P.
Facultad de Ingeniería PUCV